El alquiler con opción a compra es un modelo que permite al inquilino estar de alquiler y posteriormente tener el derecho a compra de la vivienda. En este post os hablaremos de las ventajas y desventajas de alquilar con opción a compra desde el punto de vista de las dos partes implicadas, el locatario y el propietario.

Ventajas:

Para el inquilino:

  • Si se redacta en el contrato, se pueden descontar los meses de renta pagados y de este modo los locatarios pueden ir ahorrando.
  • La compra de la vivienda está asegurada siempre que el mismo locatario quiera.
  • Si finalmente por cualquier motivo no quiere comprar el inmueble, siempre puedes rescindir el contrato y buscar otra vivienda.

Para el propietario:

  • Siempre tiene una rentabilidad económica, puesto que mantiene el inmueble ocupado.
  • Se beneficia de ventajas fiscales al arrendar el inmueble, a través de las desgravaciones.
  • En el caso de impagos por parte del locatario, el propietario está asegurado gracias a la prima abonada.

Desventajas:

Para el inquilino:

  • El precio de compraventa queda parado, por el cual si bajan los precios la vivienda, se estará pagando a un precio superior del mercado.
  • Pérdida de la prima en el supuesto de que no se compre el inmueble, puesto que es más elevada que una fianza.

Para el propietario:

  • El propietario consigue el dinero de la venta del inmueble de forma diferida a través de la cuota del alquiler.
  • No puede vender la vivienda a otra persona habiendo un contrato de alquiler con opción a compra.

A Inmobiliaria Espígul estamos siempre a disposición de nuestros clientes para asesorar tanto al inquilino como al vendedor y encontrar la opción más adecuada para los dos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *