Durante las vacaciones de verano lo único que debería preocuparnos es no quemarnos demasiado la espalda con el sol y no estar pendientes o preocupados del riesgo de intrusión en nuestro hogar. Por ello, Espígul os ofrece consejos para asegurar y proteger su casa de individuos no deseados.

Esconder las llaves de casa en lugares “ocultos” como macetas, ladrillos o el buzón puede ser una salvación en una minoría de casos en los que nos hemos dejado las llaves dentro de casa o las hemos perdido, pero también es una vía fácil para los ladrones de acceder a tu vivienda sin ninguna complicación, ya que son  estos los lugares donde buscan primero la forma de entrar.

Elegir cerraduras para las puertas exteriores que sean complicadas de abrir, como por ejemplo, cilindros independientes, a fin de ofrecer más resistencia a la hora de violentar la puerta o la cerradura.

Asegurar los anclajes de la puerta, que sean resistentes y firmes, una puerta débil puede hacer que los ladrones tengan prioridad para invadir tu espacio.

Es importante dejar alguna persiana subida para que no dé la sensación de cierre y de que no viven personas dentro.

Recomendamos que el buzón no esté lleno, porque denota que hace tiempo que no hay nadie.

Finalmente no está de más dejar una copia de las llaves a los vecinos para que puedan dar un vistazo de vez en cuando para ver que todo está en orden.

A Espígul nos preocupamos de construir viviendas seguras e insistimos en que es vital que siga las recomendaciones de los cuerpos de seguridad a fin de proteger su hogar.

This post is also available in: Catalán Inglés

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *