El método Marie Kondo defende que ordenar la casa ayuda a ordenar la vida. En un primer momento se puede pensar que debido al volumen de cosas falta espacio y por eso se produce la sensación de desorden. Pero realmente, lo que hace falta es un triaje y un método el cual seguir.

Marie Kondo es una japonesa, autora del libro “La magia de la orden“. Una joven especializada en este campo y creadora del método Konmari. Este comprende nueve pasos. Cada uno de ellos se debe completar totalmente, antes de pasar al siguiente:

  • Tirar todo lo que no nos hace felices o no tiene un sentido profundo para nosotros. Y para mantener la conciencia más tranquila ante la ansiedad que puede producir deshacerse de las pertenencias, agradecerle su servicio.
  • Almacenar sólo aquello que aporte alegría en nuestras vidas y sea imprescindible, ya que nos hace felices.
  • Ordenar por categoría, no por lugar. Para ser completamente conscientes de lo que se tiene y lo que no, se debe clasificar las cosas para ropa, comida, libros, etc.
  • Empezar siempre por la ropa. La ropa es más fácil de tirar porque rápidamente se sabe si se usa o no.
  • Organizar verticalmente y por colores la ropa que te hace feliz. Es más fácil localizar las piezas dobladas en tres partes que nos interesen y los cajones se ven mucho más ordenados.
  • No se debe dejar la tarea de ordenar para después. Si se empieza, hay que acabar con cada categoría.
  • Cada objeto que posees debe tener algún valor o significado para ti.
  • La soledad es el mejor estado para hacer limpieza. En compañía pueden haber distracciones y te pueden persuadir por no deshacerte de algo.
  • Los muebles que hay son suficientes para almacenar lo que se tiene. Comprar nuevos sólo hace falta si no tienes de muebles.

Los que lo han aplicado, dicen que el método es una gran ayuda. Seguir estos consejos puede ayudar a mantener el orden y la organización de tu hogar. Te has planteado probar el método Konmari?

This post is also available in: Catalán Inglés

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *